15 de febrero de 2014

Angrois. Las Vias de la Ironía

     Al Haber tenido el blog en estado de larga hibernación, no publiqué en su día un par de poemas que hice con motivo del accidente del tren alvia en Angrois.
     Aquel 24 de Julio, retransmitido en directo, pudimos ver como gente anónima se encontraba con los gritos del dolor y la muerte en la puerta de su casa. Ellos, a los que ahora expreso mi admiración, fueron las otras víctimas de la avaricia de los gestores políticos y los héroes que en un revuelto de crisis y corrupción nos enseñaron, que la gente de a pie goza de más humanidad y solidaridad que la escasa esperanza que queda en los que mandan.
     En los primeros instantes de la retransmisión se contaban las vidas perdidas,  5, 12, 20, recuerdo que me fui a dormir con 65 y sin poder pegar ojo, me salió este primer asalto de dolor:

       A los tres o cuatro días, con la noticia martilleando aún en todos los medios, los muertos enterrados y el maquinista señalado por todos.
     No se me va de la mente y salen estas rimas:
      Seis meses y medio después se ha sabido que el juez instructor del caso acusa directamente a los gestores responsables de ADIF de ahorrar en costes y son "Sospechosos de criminalidad"...Nunca me pareció que aquel señor, el maquinista, un trabajador con suficiente experiencia fuese el único culpable de tanto dolor..
                                                  R.C.                                          

Si has encontrado útil este artículo puedes compartirlo desde tu blog, página Web o foro.