17 de abril de 2012

El derecho de vivir en paz

   Salirse de lo corriente es el título de un poema que escribí antes de comenzar las revueltas en Oriente Medio...Es fascinante imaginar un futuro donde la comunicación lo revoluciona todo...
     Siempre me produce indignación que la gente de a pie necesite revelarse e incluso llegar a morir por su libertad, a pesar de tener por consigna el Vive y deja Vivir, pero la historia de la humanidad es una sucesión de tiranías que roban...



 el derecho de vivir en paz


  Estamos viendo caer altas torres...pero en realidad son las migajas que nos van soltando de cuando en cuando....El poder siempre es el mismo perro pero con distinto collar ......y desde aquí con este Canto al aire lanzo las migajas de mi desprecio: a gobernantes, militares dictadores y demás calaña que sin pudor manejan los hilos de la ignorancia..
SALIRSE DE LO CORRIENTE

Ha organizado el diablo
un concurso de hijo putas,
cuidado con el insulto,
las madres no tienen culpa.

Desde Caín a Gadafi,
hermanos sin corazón,
fueron muchos militares
de espíritu dictador.

Siglo veinte y veintiuno,
que contento está Satán,
el mundo no tiene arreglo.
Y eso que hubo un alemán

a mitad del siglo XX,
que en plena guerra mundial
y apoyado por su pueblo,
se dedicó a exterminar

a millones de personas,
en las cámaras de gas
y en los campos del horror
retando a la humanidad.

Sólo vive y deja vivir,
único mandato natural
que entiendo desde la cuna,
y buena vida sexual,

estrellas en mi ventana,
y una enorme superluna
de noche y buena mañana,
y vivir como en comuna.

                                         No creo en el vasallaje,
ni en poner puertas al campo
ni necesito de dioses,
ni tampoco visto santos.
No creo en alguna gente.
No creo que el ser humano
corrija sus discrepancias.
Siempre existirán tiranos.

Sólo conozco una Esperanza,
una vecina que ya de niño
inspiró mi desconfianza
para entender lo que era el cariño.

Pero creo en las personas
que sin hacer daño a nadie,
cultivan el pensamiento
y huyen de la barbarie,




sin asociarse ni etiquetarse
porqué son los amos de su mente,
que no venden nunca su alma
y que se salen de lo corriente.
Raúl Cerdeño



Si has encontrado útil este artículo puedes compartirlo desde tu blog, página Web o foro.