11 de abril de 2012

La importancia del agua

   Hoy me he parado un momento a pensar en la importancia que tiene el agua. Algo que todos sabemos. Que pudiese parecer que estamos concienciados....Es triste la realidad... Aunque el agua es imprescindible, lo malgasatamos. No ocurriría lo mismo si tuviésemos que ir a buscar el agua a un río...  Pero el agua sale del grifo y creemos que podemos tener todo el que podamos pagar...


             A pesar de las barbaridades que el hombre es capaz de hacer contra la naturaleza, esta tiene sus recursos para curarse, pero como si de una herida se tratase, las cicatrices van quedando. Cada vez le damos menos tiempo a su regeneración....Me pregunto cuantas generaciones más podrán disfrutar este derroche.

          Acompaño unos poemas a este canto al aire.

 
 EL AGUA

El agua puede con el fuego,
que lo destruye todo.
Me transmite sosiego,
en su claridad lo noto,
y lo percibe un ciego.

 
 
Al agua, a veces tan transparente,
otras con insolencia,
le pasa igual que a la gente
que carece de decencia
y se las dan de creyentes,



que cuanto más se oscurece,
como un efecto añadido
arrastra un olor a heces
y notas que está podrido,
que nada es lo que parece.

Es la fuerza de la naturaleza.
Metáfora de la existencia.
La humedad y color es su belleza,
y su sabor, la exigencia
que sublima la fuente de su riqueza.


Es inevitable, imprescindible
como puede serlo el viento.
De él, puedes creer lo imposible,
y si se desborda su lamento
se exhibe de la forma más terrible.
 
El agua que lava la indecencia
y arrastra las penas al mar,
lo hace siempre con la insolencia
de quien a aprendido a amar
rebelándose a una dura resistencia.

Raúl Cerdeño

 
MANANTIAL DE IGNORANCIA




Manantial que brota cristalino,
de frías cumbres.
Desciendes vertiginoso
con furia,
cincelando los remansos,
con descansos.




Encajonado,
obligado a escapar,
buscas unirte a tus mayores,
y te juntas con tus hermanos.

Arrasas en tu camino
inundando las casas de los hombres,
que sin respeto,
han invadido la senda de la huida
que emprendiste un día.



Vas a llegar cueste lo que cueste
sucio, cansado.
Agotado del desprecio
de los que no supieron
tenerte aprecio.
La ignorancia de no pensar
que vas sembrando vida
acabará contigo
antes de brotar.

Raúl Cerdeño.



Si has encontrado útil este artículo puedes compartirlo desde tu blog, página Web o foro.