3 de abril de 2012

La minoría de los listos


 Este canto al aire, con música de Riego no obedece a aprovechar estos momentos en que la monarquía ve peligrar su futuro anacrónico, que ya lo era a finales del primer tercio del siglo pasado, sino más bien para manifestar otra vez mi torpeza para entender el porqué de los fundamentos de la sociedad absurda en la que vivimos...El caso es que la historia se repite una y otra vez adaptándola a los tiempos, de tal manera, que el poder se retroalimenta...






video

   Hasta que los pobres no se dejen sobornar con falsas esperanzas y con migajas de supuestos derechos, hasta que no se alejen del pasotismo de no opinar y comprometerse, hasta que no dejen de creerse los engaños sin cuestionárselos, hasta ese día seguiremos financiando la buena vida de unos cuantos indecentes que son la minoría de los listos.
     Cuando los trabajadores abran los ojos, no me cabe duda que la monarquía es una de las primeras cuestiones a abordar...¿Qué sentido tiene una monarquía actualmente?,¿Porqué hay paises donde el jefe del estado es un ciudadano elejido y les va muy bien?...
     En definitiva...sólo me vendería sacrificando mis principios si el rey cambiara cada dos años y el primer relevo me tocara en suerte.....abdicaría en favor de la TERCERA REPÚBLICA.

 FUERA LA MONARQUÍA

Pero, quién coño es un rey.
Un ser humano, un bandido
al que protege la ley
porqué tiene un apellido,
y sino, es que no lo véis.

Yo creo que somos idiotas
por aceptar de buen grado
y callándonos la boca,
algo que está desfasado,
que no procede, y que choca

con un estado plural
                                    y el pensamiento moderno.
Eso sí que es lo real.
¿Porqué ha de ser eterno
algo que es inmoral?.

Si la razón nunca estuvo
de parte de la injusticia,
como el que tuvo, retuvo,
supo engordar la avaricia
con una ley del embudo.

Una institución de escaparate,
es como una guardería.
No es necesaria en el engranaje,
pero come todos los días
gracias al vasallaje.

En este mundo global
que mira todo con el gran ojo
a quién puede interesar
alimentar a unos flojos,
                     por su linaje real.



Descendientes de tiranos,
que a lo largo de los siglos
acongojaron al pueblo llano,
que chupan como vampiros
porque se creen soberanos.

Basta ya de monarquías.
Una república en libertad
dándoles una amnistía
 con toda legitimidad.
No voy a hablar de anarquía.



Que se vayan con lo puesto
y que no les queden rentas.
Eso sí seria honesto,
si quieren tener asistentas
que sepan ganarse un sueldo.

                            Y para los descendientes,
ni linea de sucesión,
ni derechos indecentes,
ni ninguna concesión.
A vivir como la gente,

que curra todos los días
para poder subsistir.
Fuera la gorronería,
Es la hora de abolir
las absurdas monarquías.
 
Raúl Cerdeño.

Si has encontrado útil este artículo puedes compartirlo desde tu blog, página Web o foro.