23 de abril de 2012

Aprendiz de Poeta


 En este post intimista dedicado a la Poesía Libre riman las ideas y los sentimientos en busca del desahogo del alma y de las lágrimas. Escribir es contarte a ti mismo tus problemas y tus alegrías y en ocasiones pueden salir relatos o poemas muy bellos...
Aún estoy en busca de ellos y estas que le siguen son alguna muestra de mis intentos por lograrlos...
La Musa--P.Picasso

HONESTO 
Si intento escribir como un poeta
debe ser por la prisa de la musa,
harta de disculpar tantas excusas
y cansada de jugar a la ruleta.

Aburrida está, de que mi inspiración
se cobije solamente en su secreto,
y que no logre ni uno de mis retos
aún haciendo caso al corazón.

Sólo sé que tengo ganas de escribir.
Que suenen tan bonitas mis palabras
que no parezca que estoy como una cabra.
Mas mi vocación no pasa de aprendiz.

Inventar una bella poesía, y que perdure
en la memoria y en el sentir de la gente,
no es fácil que surja así, de repente,
ni es una idea que me torture.


Pero resulta divertido buscar la rima.
Una cosa es el oficio de crear versos
y otra jugar haciendo progresos
y no tener que alcanzar ninguna cima.

  Aún así creo que soy algo exigente
porque no termino de quedar contento
igual es que no ha llegado mi momento
y siendo honesto, soy coherente.

       CUANDO ME LLAMAN POETA
Canto mi poesía sin rubor,
y me sonrojo de cantar mis ilusiones
con un gallo de voz
romántico pero nervioso.

Pongo mi alma en cada verso,
y llora mi alegría,
y se abren las ventanas de mi corazón
cuando me llaman poeta,
y se incendia mi pensamiento
y se apagan las dudas.

Cuando me llaman poeta,
la métrica es un susurro
que no se olvida,
y si llovizna en mis mejillas
y se esfuma la pena,
es porqué cuando me llaman poeta
me siento reconocido.

La emoción puede conmigo,
ya me han llamado poeta
y quiero seguir cantando.

                                          Raúl Cerdeño.

Si has encontrado útil este artículo puedes compartirlo desde tu blog, página Web o foro.